Buscar
  • Dori Pérez

Vivir sin freno de mano.

¡Ya lo tengo claro!


No quiero nada que sea rígido, no quiero frenos, no quiero vivir con el freno de mano echado.


Ahí he estado toda mi vida, jugando a estar "bien" conmigo misma, intentando engañar a los demás, con mi sonrisa y con mi aspecto de "chica perfecta" pero me engañaba a mí misma.


Dentro de mí, no sabía exactamente lo que era, pero existía un freno vestial.


Después de mucho trabajo, de mucho empeño en buscar cuáles eran esos frenos, de mucho dinero invertido, por qué no decirlo...


Me he dado cuenta de que el mayor freno era yo, de esa Dori que se olvido de sí misma para dedicarse a todo lo de ahí fuera, reclamar fuera, contentar fuera... Hasta que hubo un día en que me dí cuenta, cuando ya todo lo de fuera se me había acabado resistiendo y hasta me ahuyentaba, de que el freno era yo, que no me ponía en primer lugar.


Por fín, después de todo ese trabajo que poco a poco os iré desgranando, he decidido hacerme un regalo...


Dejar de resistirme, dejar de intentar y luchar por causas imposibles, dejar de esperar, de mendigar, solo quiero lo que fluya, solo quiero lo que siento y no lo que mi cabeza se empeñe en conseguir.



Ya solo quiero vivir libre de esas ataduras que solo yo me he impuesto durante toda la vida.


Me ha costado mucho llegar hasta ese pensamiento, quiero volar, necesito volar. A sabiendas de que eso a todo el mundo no le va a gustar. Pero eso para mí no es ningún inconveniente.


No quiero descifrar jeroglíficos, no quiero tener que rebuscar aquello que me va a hacer feliz.


Confío en que se va a ir poniendo en el camino y que lo voy a ver.


En definitiva, he decidido quitar el freno de mano y soltarme a la vida, me lleve donde me lleve.


Gracias por sumar en este espacio tan íntimo donde TODO ESTÁ BIEN y TODO SUMA.



Gracias Valiente. ⭐













Acompañante de Valientes

@_doriperez


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Instagram
  • YouTube
  • Facebook

© 2020 Dori Perez. Creado por Virginia Mallén.